Lagrimas injustas

La escena siempre es la misma: discusión, gritos, insultos, mas gritos, un portazo, amenazas, y los niños terminan llorando.

Ellos son una pareja joven con 3 hijos con edades entre los 6 y 9 años. Ella, le es infiel y su madre le aplaude y la defiende cuando su marido le reclama sus infidelidades. El, recurre al alcohol y a las apuestas como acto de venganza. Sus hijos, las únicas víctimas de esta relación tan insana.

La niña mayor, tratando de secar sus lágrimas, tocó la puerta de su vecina y le pidió que por favor la llevara a ella y a sus hermanos a la escuela en taxi, porque ya iban tarde. La vecina, al ver una patrulla en la entrada de la casa de ellos, comprendió lo que pasaba, se subió al taxi y los acompañó a la escuela.

-Siempre hacen lo mismo...- dijo la niña con sus ojos clavados en la ventana intentando ser fuerte para que sus hermanitos no la vieran llorar.

-Mi mamá cada vez que se enoja con mi papá, llama a la policía.. yo no se por qué se comportan así - dijo entre suspiros el menor al salir del taxi para entrar al kinder.

Que injusto para ellos... No puede ser posible que sus padres sean tan inmaduros que se empeñen en pelear y pelear, y cuando ella ya no lo soporta más, llama a la policía para que saquen a su marido de la casa. Al pasar los días, y verse sola, lo llama de nuevo para que regrese porque le da miedo dormir sola.

Han buscado "ayuda" pero no lo logran por que ninguno quiere dar el brazo a torcer.

Que duro para esos niños el ver a sus padres insultarse, gritarse y luego ver que dos policías se llevan a su padre. Se me escalosfría la piel de solo pensarlo.

Cada vez que oigo llorar a estos niños, se me parte el alma y a la vez me dan tantas ganas que agarrar de las orejas a ese par de adultos inmaduros y hacerles ver el daño que le están haciendo a sus hijos.

Es que acaso no les ven sus caritas tristes y sus lagrimas de dolor? En sus ojitos se puede leer el miedo, el temor, la confusión. Sus padres están tan empeñados en sus egoismos y deseos de venganza, que no pueden abrir los ojos a la realidad y escuchar las súplicas de sus hijos.

Que triste... 


6 dejaron su huella:

delfin en libertad dijo...

Lo peor de todo es que se supone que los padren den el ejemplo...un buen ejemplo, pero el egoísmo es tan grande para aceptar sus debilidades y fracasos, para que después cuando pasa el tiempo exclamarán a los cuatro vientos que por qué sus hijos no son lo que ellos querían... los hijos se forman con amor, respeto, seguridad y libertad de vivir su infancia. Si, es muy triste. Un fuerte abrazo!

KagosaVampire dijo...

Hay gente que simplemente no debería tener hijos... ni casarse, etc.
La cagada es que los chiquitos van a terminar o con el PANI o traumados de por vida (si les va bien...)

Terox dijo...

El PANI se los debería haber quitado hace rato...

Julio Córdoba dijo...

Qué desastre!

Carolin Guzmán dijo...

La verdad es triste la situación y pensar que hay muchas familias en las mismas... Definitivamente los niños sufren y muchos de ellos pierden el disfrutar su infancia por estar involucrados en problemas de los que no deberian formar parte y aún así al final la sociedad los condena y los culpa sin saber que han sido victimas en su propio hogar. Que el Todopoderoso cubra a estos pequeños con su manto santo, los proteja y cuide siempre.

andrés dijo...

La paternidad no es para todo mundo - la gente gusta de vivir en medio de la tormenta y arrastran a los demás sin importarles el daño. Gente egoista e irresponsable.

Un niño no debería ser testigo de eso... no se dan cuenta que en medio de su egoísmo están arruinando otras vidas....