Mi voto

En este rinconcito nunca he hablado de política, primero por que considero que es un tema que genera acaloradas discusiones, y segundo por que nunca había considerado que fuera un tema tan importante como para escribir de eso.

De adolescente recuerdo que para unas elecciones, bandera en mano, me tiré a la calle a gritar consignas ganadoras por el canditato que yo estaba apoyando. Fue mi única vez, de ahí en adelante nunca más volví a vestirme de los colores de una bandera política.

Pasados algunos años me declaré apolítica y cuando tuve la edad para ejercer mi sufragio, la papeleta quedó depositada con mi voto en blanco como un acto de protesta porque ninguno de los candidatos era merecedor de que mi huella digital se estampara en su casilla. Cuatro años después, continuando con mi acto de protesta,  hice nulo mi voto con una gran sonrisa en mis labios.

Pero luego empecé a ver que los presidente que OTROS habían elegido, cometían actos de corrupción. Gobiernos enteros se corrompían y se llevaban a sus bolsillos el dinero de nosotros los costarricenses. Ahi fue donde realmente me di cuenta que el poder para detener esta oleada de corrupción estaba en mis manos y empecé a ejercer mi voto por el candidato que consideraba la mejor opción.

En estas elecciones, cansada de ver el camino por el cual los gobernantes están llevando a este país, tantos actos de corrupción, tantas obras de infraestructura casi inservibles, calles que se están llendo por un hueco (literalmente), y quienes están a cargo de todo esto, lavandose las manos y evitando asumir las consecuencias de sus actos, decidí meditar a conciencia mi voto.

Por que amo a este pedacito de tierra que Dios me dio por patria, porque entendí que don "Nulo" ni don  "Abstencionismo" no pueden asumir la presidencia, por que no quiero que se hunda más de lo que está,  he leído, he buscado información, he visto los debates, he escuchado opiniones. Ya puedo decir que sé quienes NO quiero que se sienten en una silla presidencial y quien puede ser el candidato "Menos Malo" de estas elecciones. Así que dentro de 8 días me presentaré a una urna a ejercer mi deber cívico con la esperanza que de verdad sea la mejor opción para Costa Rica.

Me siento lista... Ya he decidido mi voto.


De lecciones, retos y otros recuentos

Otro año se nos va, y viene un año nuevecito, de paquete, para que podamos escribir en sus 365 páginas nuevas historias.

Hace un año estaba sentada frente a esta computadora, como parte de mi tradición bloguera, haciendo un recuerdo de lo que había sido mi año. A diferencia del año pasado, donde sentí que literalmente un molino me molía lentamente, este año ha sido como el año del respiro. Fue como la pausa para poder tomar nuevas fuerzas y seguir avanzando por esta carrera que se llama Vida. Puedo decir que este 2013 fue un buen año. Tuvo sus altos y sus bajos, pero también tuvo su terreno plano donde pude caminar tranquila.

Soy de las que piensa que cada año tiene un propósito diferente, una lección nueva por aprender, nuevos retos  que vencer y nuevos sueños que perseguir. Este año lo dediqué a sonreir. Claro que hubo lágrimas, esas son imposibles de evitar, pero las secaba y de nuevo volvía a ponerme mi sonrisa.

De las lecciones que aprendí, puedo decir que a la que le saqué mejor provecho fue a no hacerme rollos mentales ni darle más importancia a las cosas que la que merecen. En otras palabras, no dejar que lo que hagan los demás me afecte a tal punto de alterar mi ánimo ni mi esperanza. Dicho en buen tico: "Hacerme la maje".  

Fue un tiempo donde comprobé por mi misma de lo que era capaz de lograr. Dejé de lado esas afirmaciones que me habían hecho, me decidí a aceptar mi propio reto y tomar el toro por los cuernos. Resultado: Lo logré!! Después de ganar el reto, no aceptaré más una afirmación de esas...!!!

Puedo decir que este fue el año para disfrutar de reencuentros. Reencontrarse con viejas amistades y estrechar lazos que la distancia habia borrado. Aquellos amigos que el tiempo había separado de mi camino y el tiempo mismo se encargó de reunirnos. Aquellos ex compañeros de colegio a los cuales tenía 20 años de no ver. Fue grandioso haberme reencontrado con cada uno de mis viejos amigos.

Lo que queda es esperar a que empiece la cuenta regresiva y al dar las 12, brindar por lo que se irá y por lo que vendrá, manteniendo la esperanza que a la vuelta de los 12 meses, pueda estar de nuevo frente a esta pantalla agradeciendo por cada una de las lecciones que aprendí.

Salud y feliz Año 2014









Para Heidy de 12 años

En este día del Niño, quise seguir el ejemplo de Laura, quién le escribió a su "yo" de hace más de tres décadas. De verdad esa carta me llegó y supe que tenía que contarle a la "Heidy de 12 años" algunas cosas que ahora sé.

Así que acá está mi versión:



Querida Heidy:  No hagás caso de quienes se burlan de tu nombre. Cuando ya estés grande, eso no te va a importar. Más bien lo amarás, y la gente recordará más rápido como te llamás. "Ahhh sii, como la del cuento?". Es más, así como es Heidi de sentimental en la fábula, así lo vas a ser vos.  Tranquila, llorar siempre será tu forma de limpiarte el alma y el cuerpo. Habrá veces que algo te conmoverá tanto, que no tu boca no podrá hablar, pero tus ojos todo lo dirán todo. Esas lágrimas te fortalecerán a medida que pase el tiempo. Por cierto, hay momentos en los que no valdrá la pena ni derramar media lágrima... luego entenderás de lo que te hablo.

Así como Heidi (la de la fábula), siempre se quitaba sus zapatos para caminar por el césped, también deberías hacerlo más a menudo, por que de grande te será más dificil andar descalza por el zacate.

No te preocupés, por que a tus doce años aún no has tenido novio. No pasa nada malo con vos. Es sólo que las cosas llegan a su tiempo. Las cosas pasarán cuando tengan que pasar.  Ya habrá tiempo para que aprendás lo que significa enamorarse, amar, y llegarás a probar también la hiel de la mentira y la traición. Pero todo va a estar bien, confía en mi. El mal de amores no te matará. No te echés a morir con el primer desamor, de grande te dolerá, pero aprenderás a superarlo. Y te cuento algo? Aunque no lo creás, vas a romper uno que otro corazon... Si, lo sé, dificil de creer pero va a suceder

Recordá setiembre como el fin y el inicio de tus cambios. Es extraño. Yo todavía no he entendido el por qué pasa en este mes precisamente. Tal vez dentro de 20 años, la Heidy de 57 años me lo explique. Recuerda bien el 10 de setiembre del 2003, será el día en que descubrirás el valor de un "No más".
Te diría que debes borrar aquel setiembre del 2009 de tu historia, por que será el día en el que recibirás una noticia que hará que sientas como si una daga de acero frío liquido te atraviesa el corazón. Pero calmate... no te matará, el dolor sanará y te darás cuenta que el acero fortaleció tu corazón y lo hizo más fuerte para volver a latir. Caerse es la forma en que aprendes a caminar, y aprender duele.

Los tiempos cambian y lastimosamente las personas también. Todo está en constante cambio y evolución. No retengas a quien debe irse, debes dejarlos fluir. Es parte del ciclo. No le temas a los cambios, por que son necesarios para madurar y para que la vida no te sea monótona. Sé que algunos cambios causan miedo, aterrorizan y dan fuertes deseos de salir corriendo... pero tranquila, el mundo no se acaba por que algunas piezas falten en el ajedrez.

Y como uno de esos cambios se llama "madurar", tu vida cambiará luego que salgas del colegio. Pero no te desesperes. Eso te  formará, afirmará tu fe en Dios, te dará fuerza y sabrás que tu corazón tiene la fortaleza para afrontar fuertes tormentas. Descubrirás de qué estás hecha y también descubrirás que puedes correr a esos Brazos Celestiales y descansar, por que en Su Regazo hay ternura y paz.

Te dejo este consejo: "Hacete la maje". No había entendido su valor, hasta el año pasado. Esas pequeñeces no pueden quitarte la sonrisa, así que hacéte la maje y verás que no te mortificarán más.

Vas a entender que tu mamá no es perfecta, y tampoco serás una hija perfecta, pero los años te ayudarán a entender muchas cosas de ella. Disfrutarás mucho ser su amiga y te encantará reír a su lado.

La misma alegría que sentís cuando ves El Chavo del 8 la seguirás sintiendo 25 años después. Llegará el día en que la Pantera Rosa hablará, y desde entonces ya no te va a gustar más. Te acordás de ese par de urracas y la sensación que te causaban? Esa sensación se llama stress y aún de adulta odiarás su parlancheo

Te acordás de esas cosas que escribías en pequeños trozos de papel y que guardabas por pena y timidez? Esas son las que te ayudaron a descubrir cuanto amas escribir lo que sientes o piensas!!! Es parte de tu temperamento introvertido, que te hace mirar el mundo desde muy adentro tuyo.

Podría  decirte más cosas, pero aún las estoy aprendiendo. Aprender no es fácil, y a veces es doloroso, pero se siente bien saber que aprendiste a extender las alas y puedes volar. Tropiezos, caidas y raspones habrá en tu camino, pero es parte de la aventrura de vivir. Mirarás cada cicatriz y sabrás que, aún con ellas, es hermoso vivir. Vive cada cosa intensamente, por que no sabes cuanto acabará. 
Seguí soñando, por que eso es lo que te impulsa a ir hacia adelante siempre

Mirate al espejo. Ama eso que ves, no te afanes por la apariencia física, por que eso es pasajero, y no permitas que nadie te quite la esencia de lo que sos. 

Creo que eso es todo. No sé cuando será mi próxima carta, pero te aseguro que te contaré otros secretos que aprendí en mi caminar por esta hermosa vida.

Un abrazo, 

Heidy, a los 37

Y 6 años después, aquí sigo!!!

Hace 6 años decidí abrir este blog, porque me movía la emoción de poder plasmar en pantalla todo lo que pensaba y que alguien leyera lo que escribía. Me emocionaba al recibir tantos comentarios, algunos de acuerdo conmigo y otros no. Me hice lectora asidua de otros blogs. Hice muy buenos amigos con quienes comparten o compartieron esa sensación tan inexplicable cuando pasas el cursor encima del boton "Publicar" y le das un click.

Hoy en día, los blogs ya no son la moda, muchos quedaron en el olvido de sus autores, pero como soy Old School, sigo aca escribiendo, aunque ya sean sólo cuatro gatos los que me lean y solo dos a lo sumo me comenten. Sigo escribiendo por que con el tiempo descubrí que lo hacía para mi misma; por que mis dedos disfrutan esta libertad de dejar fluir las palabras. Y aunque me gusta más trazar palabras en una hoja de papel, este lugar es mi lugar en la red.

A veces siento que escribir en este blog es como hablar conmigo misma, es como sentarme frente al espejo, filosofar largamente y contarme esas cosas que me palpitan entre el pecho y la espalda. Escribir siempre ha sido mi forma de desahogo y lo he llevado en mis venas desde mi adolescencia.

Hice un repaso por todos los post que he escrito. He aprendido, he suspirado, he llorado, he sonreido y me he enfurecido al escribir, y he tenido miedo. Algunos post los escribí desde lo más hondo de mi alma, en ellos dejé algunas fibras de mi corazón, algunos los escribí en medio de lágrimas.  También confieso que tengo algunos post que nunca vieron la luz y se quedaron en la bandeja de borrador... y supongo yo que ahí seguirán. 

Tal vez ya no escriba tan frecuentemente como al principio, tal vez sea por que la vida te va cambiando el día a día, pero mientras exista en mi esas ganas de escribir (que dudo mucho que se me quiten), este blog seguirá cumpliendo años!!!




Un hombre... un tanque

Tal vez aquel 5 de junio de 1989 era un día ordinario para él. Quizás salía de su trabajo, y pasó al supermercado a comprar la leche y la carne que su esposa le encargó. Quizás hasta le compró a sus hijos algunas golosinas.

Puede que el camino hacia su casa fuera largo y cansado, pero eso no lo detuvo para sentirse indignado al ver aquellos gigantescos tanques de guerra cerca de la plaza.

Cruzaba aquella larga calle, cuando sintió como hervía  la sangre en sus venas,  y sin pensarlo, se detuvo a mitad de la calle, tomó la valentía como escudo y decidió enfrentarse a aquellos monstruos de metal. Su coraje fue el ancla que lo mantuvo de pie, sin vacilaciones. El tanque se detuvo... El agitó su mano que sostenía una de las bolsas y con fuerza hizo un ademán pidiendo a los tanques que se fueran.

Siguió inmóvil. Ese enemigo no lo iba a mover, no se iba a dejar amedrentrar por las balas que podría recibir. Y cuando vio que el tanque lo iba a evadir, su corazón rugió y con más fuerza corrió a ponerse nuevamente al frente del tanque, agitando las manos con sus bolsas.

Aquello que le latía en su pecho lo impulsó a subirse al tanque, tal vez para gritarle a sus ocupantes, tal vez para persuadirlos, lo cierto es que no sabremos nunca cuales fueron las palabras que este desconocido profirió.

Aquello no fue suficiente para convencer a los tanques de retroceder y él, una vez más, volvió a ponerse frente al tanque. El sabía de que estaba hecho y era de algo más fuerte que el hierro...

Unos hombres lo sacaron rápidamente de escena y tal vez, impotente, emprendió el camino a su casa, aún con la sangre agitada y con las ganas de arrebatarles a aquellos gigantes las ganas de reprimir a los estudiantes que protestaban contra el régimen dictador de China. Tal vez corrió a su casa y se refugió en los brazos de su esposa, mientras la impotencia bajaba por sus mejillas en forma de gotas que salían de sus ojos...

Hasta hoy vi el video completo, y debo decir me emocioné hasta las lágrimas ante la valentía y tenacidad de este hombre. Quisiera tener esas agallas para pelear siempre contra los gigantes. No retroceder ni claudicar. Simplemente mantenerme anclada, de pie, con la frente en alto, gritando a todo pulmón "Fuera!!!!"



Lagrimas superadas


Una mujer puede olvidar su bolso,
su maquillaje, su celular....
Pero jamás olvida las lágrimas
que derramó por culpa de
un tonto.

Leí esta frase por ahí y me puse a reflexionar si era cierta o no.  Busqué en mi recuerdo todas aquellas  lágrimas que alguien me hizo derramar, y pude entender una gran verdad: ¡Todas esas lágrimas ya no son parte de mi presente, son prueba superada!   ....Si, te superé!!!!

Y es que si no superas esas lágrimas y las olvidas... ¿que haces? ¿Las recoges una por una y llenas un estanque y ahogas al idiota con ellas? ¿O lo vas a hacer beberse cada una de tus lágrimas para que muera lentamente envenenado? ¿O le quitarás la pólvora a unas balas y las llenarás con tus lágrimas para luego apuntarle al corazón y que el desgraciado muera desangrado?

Ir por la vida, cargando cada lágrima en un salveque, hace que el camino sea lento, pesado, esclavizado. A las lagrimas hay que dejarlas que sigan su camino. Su destino es salir del corazón y ser liberadas por nuestros ojos, y alejarse de nuestro rostro. De nada vale retenerlas entre las manos o en el alma.

Cuando uno recuerda una a una las heridas del pasado, y te niegas a olvidarlas y superarlas, lo único que haces es detener ese crecimiento que se llama madurez.

Olvidar es cerrar capítulos, es romper el círculo, es cerrar la puerta, es sanar la herida, es secar las lágrimas, es volver a sonreir, es volver a recuperar la fe, es volver a soñar. Olvidar es volver a vivir, es crecer, es madurar. Olvidar es hacer las paces con el pasado y soltar el espino que apretabas con la mano.

Así que la próxima vez que salgas de tu casa, lleva todo lo que necesites para el camino, pero recuerda no llevar las lágrimas. Sécalas, déjalas que se evaporen.

Con su permiso, debo ir a revisar mi bolso, creo que por ahí se me quedaron un par de lágrimas que necesitan ser libres y quedar en el olvido...





Mi deseo: Que seamos felices todos


Bueno, acá estoy otra vez, luego de una vuelta más alrededor del sol. Para mi, cada cumpleaños es momento de sentarse a pensar y reflexionar, reevaluar, cambiar, aprender, soñar, de llenarse los pulmones de nuevos aires

Sindrome de depresión de cumpleaños? En mi diccionario no existe eso!!! Me siento orgullosa de mis 37 años, los he vivido intensamente y amo cada uno de los años que dice mi cédula que tengo.

Y en este día no puedo dejar recordar la historia sobre el video de Andrea y el globo que le regalaron para su cumpleaños (para comprender ESTE  video, primero lean la historia que el autor escribió, debajo del video). Confieso que he visto el video muchísimas veces, y cada vez que lo hago, termino llorando. Es demasiado hermoso!!

Y es que en eso consiste el cumpleaños, en ser agradecido con todas las muestras de cariño, así sea la más sencilla y de costo bajo. Como dijo mi amiga Karo"cuanto le pudo costar [a él] un globo, un sombrerito y una dona? casi que nada! pero el gesto valió el mundo para ella."

Así, que como Andrea, tomaré mi globito y pediré mi deseo: QUE SEAMOS FELICES TODOS!!!!

Gracias Dios, por que gracias a vos tengo muchas razones pa'vivir!!!

Recuentos de molinos

Dice la frase:  Los molinos de Dios muelen lento, pero fino. Si hay una palabra que puede definir este año es "molino". Palabra que asusta, que duele, que te pulveriza...


Había días en que sentía que el molino iba muy lento, demasiado lento,desesperadamente lento. Otros días sentía que el molino giraba a velocidades vertiginosas sin que pudiera tomar aliento, y sólo quería bajarme del molino y salir corriendo.

Con cada giro de la piedra, me daba más miedo el futuro. Sin embargo, sabía que Dios todo lo tenía en su mano y no iba a dejar abandonada en ese molino. 

A pesar de tantas decepciones, pruebas, desalientos, lágrimas y gritos silenciosos, también he tenido mi dulce refugio en medio de tanta tormenta. SU mano es la que me ha dado la fuerza para seguir adelante, la valentía para no salir corriendo y dejar todo tirado. No todo fue pulverizaciones, también tuve mis ratos de alegría, de tranquilidad, de paz, 

Pero gracias a ese molino, he crecido un poco más, he madurado otro tanto, he aprendido.... Nada pasa sin un propósito. Aprendí que aunque las personas te decepcionen, debes seguir amándolas, aún con sus defectos y sus fallos. Aprendí que, aunque no me gusten algunas cosas, debo aceptarlas. Aprendí que, aunque los demás traten de echarme a perder el día, tengo mil motivos para sonreír, y por lo tanto, no vale la pena darles importancia. Aprendí que la tolerancia es algo que se aprende día con día, y que la fe es el motor de vida. No importa que tan oscuro y gris sea el día, el sol brilla detrás de las nubes.

Y aunque los molinos me siguen asustando ,  hoy puedo ponerme de pie, sonreír y salir al encuentro de este nuevo año.

FELIZ AÑO NUEVO!!!!!