Palabras desbocadas

Escuchaba a alguien decir hoy en el bus: "Yo no puedo quedarme callado, tengo que ser sincero con la gente. Ella me preguntó como le quedaba el vestido y yo le respondí la verdad: horroroso!"

Entre ser sincero y ser idiota, hay una línea delgada de diferencia. Ser sincero no es decir todo lo que se piensa.  Hay gente que cree que ser sincero significa no pensar las cosas y decirlas, sin pasarlas por el filtro de la inteligencia o de la lógica. 

Para ser sincero no se necesita decir una frase cual puñal y retorcérsela en el corazón de los demás. Sinceridad significa siempre buscar el momento adecuado, las palabras correctas para no ofender, lastimar o irrespetar,  y todo dependiendo de la persona con la que se habla, por que no siempre todos van a recibir la sinceridad de la mejor manera. 

La gente que hace alarde de su "virtud" de ser sinceros, a menudo se quejan de que a la gente les huye por ser sinceros, pero lo que no se dan cuenta es que los demás huyen de su lado por la forma tan grosera que usan para decir las cosas. 

Recuerdo cuando era niña, mi mamá me llevaba a una iglesia en San Sebastián. Había un señor ya algo mayor. Siempre cubría la cabeza con una especie de boina para ocultar las canas de su escasa cabellera. De lento caminar y de pocas palabras. Pero cuando había algún problema, este señor levantaba la mano, y con su voz suave y pausada, le decía a alguien sus verdades. Todo el mundo callaba cuando él iba a hablar, por que sabían que sus palabras estarían llenas de sabiduría. 

Cuánto nos hace falta aprender!! Y me incluyo. Estoy trabajando en mi carácter.  Estoy practicando el ejercicio de morderse la lengua antes de hablar, aunque de vez en cuando sigo tropezando con mi huracán desbocado lleno de palabras... y la miles de veces que he metido la pata hasta el fondo por no conectar la lengua con el cerebro!

A veces es mejor mordérse la lengua y no decir las verdades, para procurar tener un ambiente de paz. Pero... como nos cuesta!!!

5 dejaron su huella:

MarySandel dijo...

Que pereza esa clase de personas que creen que por ser odiosos son sinceros. Casi siempre empiezan por decir: le voy a decir algo pero no se enoje/ cuidado pierde.

Lo peor es que esa gente se termina quedando sola y llena de esa energía negativa. No buscan comunicarse, solo herir

Creo q lo de no conectar la lengua con el cerebro, es un mal universal. A mi me pasa a diario :S

NiPenaNiGloria dijo...

El clásico cuento de: "Yo digo las cosas como son"... el decir la verdad, no quiere decir que no se pueda decir con tacto. :)

P. Vargas dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Ser sincero no quiere decir que uno tenga que ser grotesco para hacer las cosas, uno no le va a decir a un niño: la vida es una mier... y tienes que aceptarla como tal, se le dice: la vida es dura, y tienes que luchar por lo que quieres. Es la misma verdad, dicha de forma diferente.

Ojala con el tiempo todos -me incluyo-, podamos aprender a callar cuando es necesario, y decir las cosas que la forma correcta.

Un abrazo amiga!

Me alegra estar de vuelta :D

Terox dijo...

En los blogs pasa igual... te voy a decir algo, pero no te enojés...
.
.
.
son varas! En los blogs sucede algo un poco distinto. La mayoría de gente comenta A FAVOR del post. Recuerdo un post de Carepi a favor de la sinceridad. Todo el mundo de acuerdo, que había que decir la verdad, etc... y yo comenté en el mismo sentido que tu post, o sea, una cosa es ser sincero y otra ser cruel o concho, sin necesidad... pero igual, la gente como que quiere ser "aceptada" más que tener una opinión propia... bueno, me desvié del tema, pero es que coincido plenamente con tu post...

andrés dijo...

El detalle esta, creo yo, en que se puede ser sincero pero sin olvidar que estamos lidiando con otra persona, compleja, con sentimientos, expectativas, emociones y no somos nadie para dinamitar ese terreno en otra persona.

Ser honestos pero tener tacto y conocer los limites de la confianza.

Saludos Hei!