Los agujeros negros de la vida

En las profundidades del fascinante espacio y en el corazón de las misteriosas galaxias acechan temibles monstruos: agujeros en el espacio que atrapan a los incautos que se atreven a acercarse a ellos

La denominación "Agujero negro" es atribuida a John Archibald Wheeler, y la utilizó básicamente porque dicho fenómeno no es visible a la vista y a que traga todo lo que está próximo a él como si fuera un hoyo al que todos caen indefectiblemente.

Los agujeros negros se forman a partir de estrellas moribundas, las cuales luego de un proceso natural, empiezan a acumular una enorme concentración de masa  de manera que la velocidad de escape de esta estrella es mayor que la velocidad de la luz. A partir de esto la ex estrella no permite que nada se escape a su campo gravitatorio, ni tan siquiera la luz no puede escapar de ella. 

La frase "agujero negro" me ha estado rondando en la cabeza desde hace algunos días, así que me dí a la tarea de investigar un poco y esta definición fue la que me hizo reflexionar aún mas sobre esta frase.

Creo que todos en nuestra vida, de una u otra forma, nos hemos topado con alguien que posee las características de un agujero negro.

Atractivo a la vista, pero muy destructor en su interior. Posee una fuerza magnética de la cual es imposible no sentirse atraido y va seduciéndo lentamente, poco a poco, hasta que su presa está lo suficientemente cerca para devorarlo. La hace girar y girar a su alrededor en una danza siniestra.

Una vez sumergida en su campo gravitacional, es imposible dar marcha atrás. Es imposible salir de sus tentáculos. Es imposible salir con vida de su interior.

Todo lo que entra, muere. Esa es su regla. Nada se escapa. Absorbe hasta la luz de su presa. Se exprime su esencia, su vida....



He conocido a muchas personas que cayeron en un Agujero Negro y aunque salieron de allí, su esencia, sus sueños, su autoestima, su corazón ...han muerto.  

La única manera de no perder la vida en las entrañas de este monstruo es mantenerse alejados de él. Aunque su personalidad sea una fuerza magnética que nos impulse a acercarnos, es mejor abrir bien los ojos y darse cuenta que es un Agujero Negro, y no jugar de intrépidos creyéndonos invensibles y más fuertes que él. Como lo diría el Leon Melquiades: HUYAMOS POR LA DERECHA!!!

Imágenes tomadas de Nasa

9 dejaron su huella:

delfin en libertad dijo...

Me encantó esa comparación, tan bien hecha, directa y contundente.
Es terrible pero es una realidad, esos agujeros negros se nos presentan de diferentes maneras, a veces no tan atractivos, sin embargo
con la misma capacidad de destrucción.
Y que difícil a devolverse a tiempo...lo digo yo...
Me alegró mucho tu visita, cómo ha pasado el tiempo, igual como ha cambiado nuestro alrededor. Un abrazo Heidy

P. Vargas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
P. Vargas dijo...

Buen tema! La verdad que muchas veces nos dejamos consumir por el entorno que nos rodea -adicción al trabajo, relaciones nocivas, malas actitudes-, que nos van auto-destruyendo de forma sistemática sin saberlo. Los que logran salir, pierden mucho en el camino.

Yo en lo personal reconozco que he pasado por esos desiertos, esos agujeros negros que te dejan sin nada, y al salir sabes que has perdido mucho, pero vuelves a buscar la forma de cambiar el destino, y no dejarte consumir por el abismo.

Me da gusto regresar Hei, un enorme abrazo. Prometo pasar nuevamente. Feliz inicio de semana!

Edgar dijo...

Los WormHoles o Agujeros de Gusano son... se podría decir "atajos" en el tiempo y el espacio. Se supone que permiten viajar a otros universos. Son deformaciones en la tela del "SpaceTime" que conectan un lugar del universo con otro.
Ahora se dice que muchos agujeros negros podrían ser wormholes. Esto es fascinante. Ahora te la dejo picando...
Estarías dispuesta a acercarte al "blackHole" para llegar al otro lado del universo? te daría miedo?

Luna dijo...

Uy, Eggar me ganó la apreciación! jeje; coinicido con él, porque no siempre los agujeros negros son negativos, te desplazan hacia algo desconocido, solo que a veces eso desconcierta.
Aun así te sigo en que sé lo que es topar con ese tipo de personas destructivas pero lo peor es el magnetismo que ejercen sobre nosotros.
Interesante entrada.

Terox dijo...

Caray, interesantes las observaciones de Edgar y Luna, el problema es que habría que hacer el experimento a ver si no llega al otro lado hecho un chicle (como el hombre plástico).

En fin, el problema muchas veces es de tiempo... todo va tan poco a poco que no hay tiempo a darse cuenta en lo que se va cayendo... es como dicen, se puede hervir un sapo sin que salte del agua si se va calentando de a poquitos...

Irantzu dijo...

Interesante manera de verlo, y lamentable que probablemente tengas muchas razón... anda mucha gente que cumple con esas características suelta por ahí. Creo que yo no me he topado con ninguno de ellos aún, pero por las historias que uno escucha, y por lo que ve en sus cercanos, pasa más seguido de lo que uno quisiera...

Desde el Muro de los Lamentos dijo...

Excelente comparacion , muchas veces es algo inevitable acercarse a esos agujeros negros que aunque a sabiendas de lo que nos puede pasar terminamos por caer irremediablemente .
Como dicen por ahi lo importante no es caer sino levantarse aunque quedemos con secuelas lo importante es superar esa etapa aunque cueste .
Un gusto poder regresar a tu blog .

Muñekita Cat dijo...

Hola Heidy tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat19@hotmail.com
besoss
Emilia