Prisioneros de la libertad de expresión?

"Todo lo que usted diga, será usado en su contra" dice la frase famosa frase  y hoy en día adquiere una variante "Todo lo que publique, será usado en su contra".

De ello pueden dar fe muchas personas, que han sufrido las consecuencias de no conectar el teclado con el cerebro.

El ejemplo más reciente es la del residente médico que publicó en su cuenta de Twitter una estupidez, la cual justificó que fue un momento de frustración luego de 14 horas de trabajo. El desearle la muerte a los niños de un hospital no es ningúna válvula de escape de stress de nadie. Su animalada le está costando el futuro de su carrera.


Y es que la gente piensa que la libertad de expresión significa decir todo lo que se le ocurra y que nadie debe coartarle esa libertad. Libertad no significa libertinaje. Muchos en Twitter y Facebook justificaron el actuar de este muchacho diciendo que todos, en algún momento, hemos dicho cosas similares, pero creo que ni hay punto de comparación. Nadie, en su sano juicio, desearía la muerte de cientos de niños enfermos de un hospital, aunque sea en broma.

Recuerdo hace algunos meses que uno de mis contactos en Facebook publicó un desahogo donde ventilaba los problemas que tenía con la hija de su esposa. Todos sus amigos nos enteramos de absolutamente tooodos los pormenores de la situación que se vivía en su casa. Realmente me dejó con la piel erizada leer todo aquel derroche de quejas que estaba echandole en cara a su familia. Le aconsejé que no debía publicar todos esos detalles, que los problemas de casa debían quedarse en casa y no publicarse, y que publicarlos le podía traer consecuencias.... y.... me eliminó de sus amigos!!!

Uno no puede uno decir  "Mi jefe es un imbécil", "mi trabajo es una porquería" o  "Mi suegra es una rata asquerosa", sin que eso traiga consecuencias. El asunto es que cuando llegan las consecuencias y se quedan sin trabajo  o ya no los quieren recibir en casa de su suegra, se hacen las víctimas, lloran, se lamentan y justifican sus acciones con miles de excusas y le echan la culpa a los demás. 

Yo no he estado excenta de cometer errores y meter las de andar, pero he aprendido de mis errores y de los demás, y ahora trato de pasar por un colador todo lo que se me ocurra publicar.

Todos somos responsables de nuestras palabras, tanto las pronunciadas por nuestra boca como las que son tecleadas con nuestros dedos. Todos tenemos que dar cuenta de lo que decimos. Parafraseando lo que alguien dijo por ahí: "Has de cuenta que lo que publiques en redes sociales, es como si la publicaras en una valla publicitaria". Si no te atreves a poner cada una de tus palabras en una valla publicitaria, y si no quieres verte envuelto en problemas a causa de las redes sociales, entonces es tiempo que reconsideres lo que publicas.

"Es mejor ser rey de tu silencio 
que esclavo de tus palabras"


6 dejaron su huella:

Desde el Muro de los Lamentos dijo...

Excelente , uno debe aprender que las redes sociales no pueden convertirse en tu diario personal donde ventiles todas tus frustraciones porque hay cosas que es mejor que se queden en el rincon de tu cerebro si no quieres despues tener que hacerte responsable de tus actos con las consecuencias que esto te pueda traer .
Saludos como siempre

Terox dijo...

Yo creo que va un poco más allá. Las universidades deberían ya tener cursos de ética, sobre todo en carreras como medicina, donde se enfatice en la obligaciones hacia los pacientes. Es mejor acostumbrarse a NO bromear, aún en el ámbito privado, con esos temas, y mucho menos en el público...

marvinies dijo...

En este mundo donde todos se dan cuenta de lo que pasa en instantes, necesario conectar bien el cerebro con los dedos de la mano para evitar escribir algo que sea una metida de patas o ser la comidilla de todos. A veces es mejor quedarse con las palabras en la mente y así evitar un desagradable momento.

Anónimo dijo...

Yo pienso que va más allá esto de las redes sociales. Ahora las personas prefieren chatear a salir.. La computadora se esta volviendo el tercero en las relaciones interpersonales. No hay espacios sociales ya donde desahogarse entonce slagunas perosnas utilizan las redes sociales para ello. Hay cosas que se pueden y cosas que nop. Y pues con el comentarìo del interno considero que va màs allà y no sòlo es desear la muerte de todos los [email protected] y personas. Al desear la muerte de otros pues deseò su propia muerte, el también estaba en dicho hospital. Todas las personas manejan cierta agresividad que debe salir por distintas vìas, lo ideal es encontrar la correcta. En el caso el mèdico saliò por el teclado de su computadora, pero pudo salir insultando a un paciente, agrediendo a alguien, etc.. El asunto es mejor sabe como canalizar las agresiones por la mejor vìa... Muchas personas en ocasiones deseamos la muerte de muchos cuando estamos [email protected], lo que pasa es que se ve como un crimen admitirlo, porque se reprime. Es mejor admitirlo y aprender a expresar nuetsros sentimientos de una mejor manera....

Julián A. dijo...

Lo de la valla es exageradamente cierto, muchos, por no decir muchísimos escriben tonterías en redes sin siquiera pensarlo.

Toca apechugar y hacerle frente a las conscuencias

Irantzu dijo...

Yo también he leído estado ajenos tan personales que me llego a sentir mal, como si yo fuera intrusa o la culpable de enterarme de tanto... cuando en realidad es el "otro" el que quiere "escupirlo" al mundo y que todos se enteren.
El colmo que ese contacto tuyo te haya borrado, pero bueno, vistas las cosas, no será tanta la pérdida supongo. ;)
Yo creo que ni bajo total anonimato publicaría ciertas cosas, y definitivamente hay "maneras" de expresarse que yo nunca usaría en ningún caso...